Tratamiento orientado a la reducción de consumos

 

Algunos pacientes pueden beneficiarse de un nuevo tipo de tratamientos, basados en lo que se ha dado en llamar 'reduction concept' o reducción de consumos. Dichos tratamientos añaden tratamientos farmacológicos a las técnicas de beber controlado o 'controlled drinking' diseñadas en los años 80. En este caso los pacientes aprenden con la ayuda de la medicación a beber de forma ocasional y moderada. La decisión de iniciar un tratamiento orientado a la reducción de consumos debe tomarse de acuerdo con el médico, una vez analizado el patrón de consumo alcohólico y las repercusiones orgánicas del mismo