Valoración de los niveles de riesgo

Para que el lector pueda valorar su nivel de riesgo, resumimos a continuación los criterios establecidos por el National Health Service (NHS) inglés, adaptados a la UBE española. Puede accederse directamente a la versión inglesa haciendo clic AQUÍ

 

Bebedores de riesgo bajo


Hablamos de riesgo bajo en vez de 'sin riesgo' porque el consumo de alcohol no es nunca completamente inocuo. El NHS que para ser un bebedor de bajo riesgo:


• los hombres no deben superar los 24-32 gramos dia (3 UBEs) de forma regular
• las mujeres no deben superar los 16-24 gramos dia (2 UBEs) de forma regular

 

Incluso beber por debajo de estos límites no es aconsejable en algunas circunstancias. Cuando se conduce, se maneja maquinaria, antes de practicar la natación o de realizar ejercicio físico intenso cualquier consumo puede ser perjudicial. Las mujeres embarazadas no deben beber alcohol, dado que a través de la placenta llega al feto y pude afectar a su desarrollo.

 

Bebedores de riesgo


El bebedor de riesgo tiene un incremento notable de las probabilidades de que el alcohol perjudique a su salud física y psíquica. El alcohol afecta a todos los órganos y sistemas del organismo y juega un papel importante en múltiples enfermedades y problemas sociales.


Uno es bebedor de riesgo si:
• es hombre y bebe más de 24-32 gramos dia (3 UBEs) de forma regular
• es mujer y bebe más de 16-24 gramos dia (2 UBEs) de forma regular

 

También se considera bebedor de riesgo la persona que consume 6 o más UBEs en una ocasión de consumo.

Los que beben por encima de estos niveles incrementan notablemente el riesgo de desarrollar cancer de boca, esófago y faringe, cirrosis hepática, hipertensión arterial y cancer de mama.

El bebedor de riesgo ya puede experimentar algunos de los trastornos relacionados con el alcohol: fatiga, depresión, aumento de peso, insomnio y dificultades sexuales.

 

Bebedores de alto riesgo


Si se encuentra en este grupo, los riesgos para la salud ya son muy altos.
Se define el consumo de alto riesgo como:


• beber más de 64 gramos (6 UBEs) diarios, o más de 400 gramos (40 UBEs) a la semana en el caso de los hombres
• beber más de 48 gramos (5 UBEs) diarios, o más de 280 gramos (28 UBEs) a la semana en el caso de las mujeres

 

Con estos consumos el riesgo de desarrollar problemas de salud provocados por el alcohol es mucho más alto, y es muy probable que el organismo ya sufra algún trastorno aunque el interesado no lo perciba. En comparación con los no bebedores, el riesgo de desarrollar cáncer de boca, esófago y faringe es 4 veces mayor y el riesgo de cirrosis llega a multiplicarse por 10.


Estos niveles de consumo comportan indefectiblemente la aparición de trastornos relacionados con el alcohol como los mencionados anteriormente: fatiga, depresión, aumento de peso, insomnio y dificultades sexuales. Asimismo, estos consumos ya suelen provocar la aparición de problemas y deterioro en las relaciones familiares.

 

Test autoaplicable: El cuestionario AUDIT